Herramienta reciclada

No es que haya desatendido a Makinolo, es que estoy en un proyecto que me está llevando mas de la cuenta y por eso parece que he desaparecido. Me permito un ligero descanso en mi tarea de construir una caja de metacrilato para un ordenador muy especial, para publicar esta pequeña muestra de lo barato que puede llegar a ser tener herramientas adecuadas cuando se tiene muchisimo ingenio y un poco de suerte.
Se trata de fabricarse un extractor casero de pines de un molex de alimentación de los que tiene el PC. Estos pines van anclados al conector mediante un par de lenguetas metalicas que impiden que el pin se salga hacia atras por el conector. Para extraerlos, por si queremos soldar un cable nuevo al molex, o simplemente cambiar la pieza de plastico por otra mas bonita o meterle un LED, hace falta una herramienta especial. Se trata de un tubo de un diametro interior igual que el del pin que al introducirse sobre este pliega las lenguetas metálicas y permite su extracción. Esta herramienta cuesta la friolera de $12 aproximadamente y tiene un aspecto como este:


Molex tool

Un tipo se dio cuenta de que un jack de audio mono de los de toda la vida, tiene un diámetro interior igual que el de la herramienta necesaria para la extracción y simplemente cortando la punta del jack y eliminando el conductor interno y las piezas de plástico te queda una práctica herramienta para extraer pines de molex, por un precio de aproximadamente NADA. Yo tenia un jack mono por aquí en mi desguace de hardware particular y he hecho la prueba. Es simple. Es genial.

Herramienta Molex Insercción
Pin fuera

Lo malo.. que solo sirve para los molex hembra, ya que los pines del macho tienen un diametro menor. Pero en fin, la mayoría de los molex que salen de una fuente de alimentación de PC son hembra, así que el tema está muy bien.

2 comentarios en “Herramienta reciclada

  1. Marcos

    Yo utilizo destornilladores de precisión para hundir las lengüetas. Una vez extraído los pines del capuchón de plástico, vuelvo a restituirlas a su posición original. El único incoveniente es que hay que tener buena vista. Una lupa puede ayudar… 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.