Vistiendo a GECKO (V)

      No hay comentarios en Vistiendo a GECKO (V)

Mientras completaba la construcción del depósito he avanzado en la cubierta del cilindro que contiene todo el ordenador.

Lo primero fue colocar en su sitio las rejillas decorativas de aluminio que me fabriqué en su dia, y tras ello colocar las ruedas en su sitio en la plataforma inferior de la caja. En principio las aseguré usando tornillos normales de PC, pero para su colocación definitiva usaré remaches.
Volví a realizar un replanteo de las piezas sobre la caja, esta vez con los Angel Eyes colocados en los discos laterales y las rejillas de la parte superior en su sitio. De momento todo parece entrar bien, aunque la gráfica está un poco justita de espacio. El disipador de la misma va a quedar tocando una de las costillas de la caja, lo que espero que ayude a su refrigeración por aumentar la superficie de disipación.

Una vez puestas las ruedas en las 4 esquinas compré en Subero una lámina de aluminio de 1mm de espesor con la longitud suficiente como para envolver por completo el cilindro que es mi caja, unos 90cm. Necesitaba curvar la lámina para que tuviese forma de cilindro y para ello usé la propia estructura de la caja, y la aseguré con unas sargentas.
Lo malo de este método es que nunca consigues la curvatura que necesitas, por que el metal tiene tendencia a volver a su forma original y para hacer un cilindro de 20cm de diámetro tendría que haber usado una plantilla cilíndrica, osea un tubo, de 16 o 17 cm de diámetro, pero no tenía tal cosa, claro está, asi que me las he apañado con esto.

La caja no pienso envolverla completamente con el cilindro, por que quiero que se pueda abrir por delante y por detrás, para tener acceso a todos los componentes mas facilmente. Para eso he colocado 4 bisagras en la plataforma inferior. A ellas se unirán las puertas.
En realidad el cilindro se divide en 3 partes, la superior, que dará soporte y cobijo al depósito, y las dos puertas, delantera, con un display, ranura para el DVD y botón de encendido, y la trasera, con los orificios para la conexión de los periféricos.
También he tenido que realizar unos rebajes en las puertas a la altura de las ruedas para que las dos se puedan abrir sin chocar con ellas y para que las propias ruedas puedan girar libremente sin frenarse al rozar con las puertas.
Como se puede observar, en principio tenía pensado cortar las puertas para que se adaptasen a las toberas de los ventiladores, pero como no sabía muy bien hasta que altura debia cortar (mis anteriores intentos de medir arcos de circunfenencia habian resultado bastante infructuosos) decidí que iría doblando los cortes hasta llegar al punto en el que encajasen perfectamente.
Sin embargo me di cuenta de que esa parte que estaba curvando en sentido contrario a la curvatura de la lámina quedaba con una estética bastante buena y que incluso me podia servir para alojar el depósito de la RL cuando estuviese terminado. Así que para una vez que algo que hago de prueba queda bonito, decidí dejarlo así.

Ahora que ya tengo las piezas del tamaño adecuado, he desmontado toda la estructura para lijarla con un cepillo montado en la taladradora, para quitar el medio brillo que tenian las piezas de aluminio y dejarlas con un cierto aspecto industrial.
El aluminio es mucho mas facil de lijar que el acero, pero si te pasas de revoluciones o elijes una lija demasiado abrasiva es aluminio se transforma y en lugar de quedar «rayado» queda como con bolitas, como ya explique en la creación de la rejilla, por eso hay que usar un cepillo circular de estropajo.



A partir de ahora, a adornar las puertas y a colocar todo dentro de forma medio definitiva.

Siguiente (parte VI)->

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.